Cebras cojas vs. forrabolas – III

Esta semana me he hecho la pedicura con peces que se encargan de quitarte las pieles muertas sin morderte, sólo succionan.  Llevaba tiempo queríendolo hacer y por fín lo he hecho, me ha gustado, pero no creo que repita.  ¡Realmente parece que te comen!  En cuanto metes los pies en la pecera, los garra-rufa se precipitan hacia ellos en cero coma, es alucinante.  La sensación no es placentera, de hecho yo estuve los 30 minutos que duró mi peripecia acuífera de exfoliación con micromasaje en boca de pececillos, en tensión.  No es cosquilleo ni dolor son como calambres débiles.  Un capricho y una neccesidad, no concibo una mujer con los pies sin cuidar (haberlas, haylas) y menos en verano. Por una misma y por los que te rodean. Asco me da ver pies cuarteados, secos, negros, con el esmalte saltado y las cutículas que se comen las uñas.

Como la pijada esta me iba a llevar más tiempo del habitual (después de la media hora con los primos de las pirañas, me hacían la pedicura) me llevé el Vogue que acababa de salir.  Me quedé lívida cuando, ya casi al final de la revista, veo un artículo que trata el tema de mis siguientes cebras cojas.  Fue la señal, el click que me hizo espabilar y obligarme a escribir si o si un post este fin de semana, ya no podía retrasarlo más (prometo que no he tenido tiempo, no ha sido dejadez).

Mis cebras cojas de esta semana (y forrabolas por extensión) son, digamos que de nueva creación, por lo menos en número, porque las anteriores han existido siempre.  Si has leído mi blog, aunque no me conozcas personalmente, sabes que soy mayor de 30 y que este año he ido a varias bodas (después de ese post, he ido a 2 más y me quedan otras 2 este año y todas de amigos de nuestra edad). Hasta aquí muy bien, el problema llega cuando quieres culminar tu amor con un hijo que no llega.

No voy a dar lecciones sobre infertilidad a nadie, sobre todo cuando en el Vogue de este mes, por ejemplo, te lo explican todo muy bien, pero si voy a contar lo que conlleva esa infertilidad.  En el mejor de los casos, la pareja lo asume o encuentra otra alternativa decantándose por la adopción o compra de un animal, pero en muchos otros casos, se produce tal deterioro en la pareja que nunca vuelve a ser lo mismo, cuando no se rompe.

Me da mucha pena ver parejas enamoradas que se desintegran y se culpan sin cesar por no poder tener descendencia propia y no son capaces de suplir ese vacío.  Me entristece ver el daño causado en parejas que dejan de jugar o luchar en equipo.  No puedo con la sensación agridulce que se produce con la noticia de un embarazo ajeno.  Me dan ganas de llorar cuando una amiga se aleja porque no es capaz de integrarse en un grupo de amigos con hijos…

Pido a estas cebras cojas que no desesperen, que hagan todo lo que esté en su mano por superar esa situación y, pase lo que pase,  sean felices.  Se puede ser muy feliz en pareja sin tener hijos.  La vida es corta y no hay que venirse abajo ante los infortunios, ha y que disfrutarla.

Anuncios

4 comentarios en “Cebras cojas vs. forrabolas – III

  1. Cuando he recibido el mail que ya habias publicado la tercera parte de las cebras cojas, he pensado…. “por la noche lo leo con calma”… me gusta leerte cuando ya tengo a los niños acostados, y reina la paz en mi casa… chequeo el facebook y leo los blogs que me gustan, uno de ellos el tuyo, me relaja.
    En este me has hecho reir, con eso de que no soportas los pies dejados.Tengo una amiga que es esteticien y un dia le vino una con los pies hechos una mierda y la dejo 45 minutos en el baño con los pies en remojo, con mucho jabon…jajajjaaj se moria del asco!
    En la segunda parte, casi lloro, de hecho mi mejor amigo desde que tenia 15 años ha pasado por esto, por fin su mujer esta embarazada pero han pasado mucho. Y si, se puede ser feliz sin hijos, pero hoy dia la ciencia ha avanzado mucho y casi todo el mundo puede tenerlos, si no, siempre queda la adopcion, de la que he oido cosas maravillosas… sea lo que sea… hay que luchar juntos e intentar disfrutar de los pequeños momentos de paz y tranquilidad de la vida, que son pocos. NO dejes de escribir! Besos catalanita.

  2. ME GUSTA TU BLOG!!!
    y no puedo estar más de acuerdo en tantas cosas que has escrito, incluso en las que desafortunadamente me siento identificada!!!! (tengo los pies destrozados!!! Necesito una pedicura yaaaa!!!) 🙂
    Bss

    1. Ya estás tardando!!!! Los pies siempre limpios y pulcros!!! Iros de cumpleaños feliz a la playa, ya verás el peeling que te haces andando o corriendo descalza por la playa. Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s