Fumadora social ex-fumadora

¿Estás solo?  ¿Puedes chutarle al altavoz?  ¡¡¡¡¡SUBE EL VOLúMEN a tope y pincha el link!!!!!  Para los que todavía no se han enterado, si lees este blog, tienes que escuchar la música, es muy importante.

Menudo subidón, ¿¡¡eh?!!  Me encanta, es justo lo que necesitaba para espabilarme… Menudo comienzo de semana, ouffff.  Me dan ganas de prender muchos fuegos y darme el piro filipino, pero NO, soy peleona.

Todo en su justa medida es bueno, los excesos son los que no son buenos.

Si te forras de panteras rosas o tigretones, te pones gordo;  si no paras de empinar el codo, te vuelves alcohólico; si te drogas constantemente, se te estropean las venas (según la sustancia); si boxeas sin protector de dientes, puedes perder alguno; si no vas pendiente cuando conduces, te puedes chocar o, si no miras cuando cruzas, te pueden atropellar, etc.  Al final, hagas lo que hagas, siempre hay algún riesgo y, llevado al extremo, cualquier cosa te puede llegar a matar.

No hace falta dejar de fumar radicalmente para dejar de ser fumador, es como el que se toma unos vinos o unas copas el fin de semana, no es un borracho, simplemente disfruta de la vida.    Hay muchos placeres en la vida, pero sobre todo, estoy convencida de una cosa: cuando más prohibido está algo, más te apetece hacerlo y más lo valoras.

En mi casa, toda la vida ha habido coca-colas en la nevera, pero era totalmente impensable beber una a diario y, menos, sin pedirle permiso a mi madre.  Cuando el fin de semana, a la hora de comer nos dejaban tomar una  (sólo una) coca-cola, era lo mejor que te podía pasar, era un auténtico placer.  Aunque nos estuviéramos comiendo un filete con patatas, el sólo hecho de estar  bebiendo una coca-ola, lo convertía todo en un manjar.  Todo es cuestión de acostumbrarse.

Con los cigarros, lo mismo.  Antes era fumadora, llevaba tabaco en el bolso, fumaba cuando quería, a veces, hasta fumaba por hacer algo, aunque no me apeteciera.  Cuando tomé la decisión de dejar de fumar, empecé a dejar de fumar los cigarros de ‘por hacer algo’: los del atasco, los de tiempos de espera, los que te fumas cuando te pones a hablar por teléfono, los de antes de entrar en algún sitio, etc.  Y, cuando ya sólo fumaba los indispensables para mi (el de después de comer o el del café con leche, por ejemplo), decidí dejarlo totalmente.  Fueron los que más me costaron, eran 5 cigarrillos que me causaron muchas luchas internas conmigo misma y me hicieron engordar unos cuantos kilos, pero lo dejé.  He estado dos años sin pegar ni una sola calada.

Ahora, en cambio, fumo cuando salgo a divertirme.  Soy fumadora de fines de semana, bodas y bautizos.  He cambiado la coca-cola por el camel azul.  Soy capaz de vivir rodeada de fumadores y paquetes de tabaco sin sufrir, igual que lo hacía de pequeña cuando abría la nevera y veía las coca-colas.  Para mi, fumar es un placer, disfruto de los cigarros y sólo lo hago cuando yo quiero, no cuando no tengo nada mejor que hacer o cuando mi cerebro asocia que me lo tengo que fumar porque estoy en un atasco.

La lucha no hay que hacerla con los fumadores o no fumadores, sino con uno mismo, ¿tú qué quieres hacer? Pues hazlo.

Anuncios

5 comentarios en “Fumadora social ex-fumadora

  1. Alba, me encanta leerte, que razón tienes, en lo que escribes, que símiles tan buenos utilizas.Sigue escribiendo, te seguiré leyendo. un beso. Maria

  2. Yo pasé de fumar un paquete al día, a fumar los fines de semana, un paquete viernes y uno sábado…. ahora tb soy fumadora social, uno cuando salgo y me tomo un gin tonic, tampoco sufro cuando veo paquetes de tabaco, es la liberación más grande de mi vida, además me ayuda a hacer más deporte! Todo bueno!

  3. Yo quiero que dejen fumar en los restaurantes y en los sitios de copas. Estoy harta de quedarme con menos de la mitad de la mesa cada 2×3 en una cena, o de acompañar al fumador de turno y congelarme viva. Además, no se qué es peor. Si el olor del tabaco o el de la gente y la comida. Yo no fumo, pero cada uno que haga lo que quiera. Sobre todo, los coches también contaminan y muchas cosas más.

  4. Querida Alba, me encanta tu blog, que oportuna y que bien escribes, me ha hecho gracia las Coca Colas, en mi casa era exactamente igual, se compraban por cajas en botellas de cristal, ademas vivi la epoca de las vallas siempre me fijaba en los anuncios los recuerdo como si fuera ahora mismo la Coca Cola doble, yo pensaba q bien MAS grande…. Jaja.
    Sigue escribiendo que me encanta leerte.
    Bssssss, Carmen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s