Doble ración de chantilly

Siempre he leído revistas del corazón en mi casa, en la peluquería, en alguna sala de espera, etc.  La revista ¡Hola! es un must have semanal en casa de mis padres y desde muy pequeña me convertí en lectora.  No quiero ser mala con la revista ¡Hola!, pero he de decir que hace tiempo que empezó a decaer y desde que el fundador murió, la caída va en picado.  Sin mencionar los textos, hay veces que hasta las fotos de la revista Semana son mejores que las de ¡Hola!, total, el contenido es el mismo, igual que en el resto de las revistas del corazón.

La diferenciación de ¡Hola! ha desaparecido, ahora la que destaca es Cuore.  Una revista barata, dirigida a un target totalmente distinto y que ha sabido encontrar su hueco entre las ya existentes, diferenciándose radicalmente y sin necesidad de incluir a la Esteban o a Paquirrín o los Mohedano.

Y mis preguntas son… ¿Por qué Tamara Falcó está todas las semanas en toooodas las revistas menos en Cuore?  ¿Por qué las fotos de Tamara Falcó siempre van acompañadas de textos tan divinos de la muerte como ella pretende ser?  ¿Por qué no sale Tamara Falcó con un Aarggggg característico de Cuore?  ¿Por qué ninguna revista hace una encuesta para que los lectores voten a las más lerdas de España?  ¿Es Tamara Falcó la cara famosa de la generación ni-ni?

Tampoco me quiero ensañar con la pobre Tamara, no creo ni que sea idea suya lo de estar en las revistas todo el día, igual que las Caris pequeñas.  Bueno, en realidad, no lo creo de Caritona, pero de Carlita si lo creo, siempre le ha gustado estar en el ‘candelero’.  Lo que no me queda muy claro es el objetivo de L.Q.P. (Las Qué Pereza) – Paloma Cuevas, Patricia Rato, Paloma Segrelles, Carolina Herrera & co. – no se en qué les puede beneficiar ventilar sus Baby shower parties o sus comidas entre ‘amigas’.  ¿De verdad que son amigas?  Las nuevas en pertenecer al grupo son la empalagosísima Margarita Vargas y la hard-core Blanca Cuesta.  Ya me dirás qué tienen que ver la una con la otra, nada.  Cuando les organizan una quedada en La Masía de José Luis, por ejemplo, la parte de photocall, me queda clara, llegan, posan para los medios y entran a la celebración, comida, merienda o cena, pero una vez dentro, ¿de qué hablan?  ¿Tienen también un guión preparado por los mismos que los convocan?  Lo que claramente las une es la posesión del euro, bien porque ellas los tienen o bien sus maridos, pero y lo demás, ¿no cuenta? ¿se caen todos genial?  No se si forma parte de ese estatus social que se han montado o es que para llegar al súmmum de su felicidad tienen que verse en las revistas del corazón.

Anyway, los tentáculos de mamá Preysler son casi tan largos y poderosos como los de la Casa del Rey…  In-cre-í-bleeeeee.

Anuncios

Un comentario en “Doble ración de chantilly

  1. Ayer vi en casa de una amiga el ultimo Hola. Lo del photoshop ya no tiene nombre. No solo Isabel Preysler parece mi hermana pequeña, sino que la duquesa de Alba y el duque consuerte parecen James Bond y su chica, PATETICOOOOOO!!! Es todo ridiculo. Estoy de acuerdo que la revista ha perdido mucho y cada vez esta peor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s