La ordinariez está servida

La canción del Mundial Brasil 2014 debería ser ‘Bailando’ de Enrique Iglesias.  Para eso ganamos nosotros la última, ¿no?  ¿Habéis visto el vídeo? Seguro que no y tampoco vais a verlo, aunque os lo ponga AQUÍ:

A mi Enrique Iglesias no me mata, creo que lo aborrecí con su hit ‘Experiencia religiosa’.  ¡Dios! vaya tema, temita…  Además me recuerda físicamente a un noviete que tuve que, bueno, pues también fue una experiencia religiosa.  No critico, de hecho le guardo buen recuerdo y le tengo cariño.  Si, era muy guapo, ya lo seeeeee, pero no cuajó.  Hablando de guapos, aprovecho para deciros que mi Enrique, se parece a Brad Pitt.  Me van más los rubitos de ojos azules con cara de bruto que los morenos typical Spanish, por muy buenos que estén como mi hermano, que no está nada mal y está en mercado 😉 (me estoy jugando una bronca familiar de las que truenan).  Gracias a mi queridíssisisisiimo hermano, le estoy dando una oportunidad a Enrique Iglesias.  Igual que os digo que es guapo, tiene un gusto musical un pelín machacón que dista bastante del mío, pero me descubre canciones que me gustan, no se si es porque le gustan a él y de rebote, por el profundo amor que siento por él, me acaban gustando a mi o porque son buenas…  Creo que es porque le adoro, porque que me guste a mi la de ‘Quiero Rayos de sol tumbados en la arena’…  ¡No puede ser!!!!

Ya no queda nada para el Mundial de fútbol, qué bien, Brad, todo el día viendo la tele, invitando a los muchachos a ver partidos en la terraza de casa y bebiendo Mahous y yo, mientras, a lo mío.  Los muchachos son sus amigos del cole, una pandilla curiosa y variopinta con la que yo me lo paso pipa.  Además han sabido juntarse y/o casarse con contrapartidas de las que merecen la pena.  Y, cosas de la vida, todos hemos puesto en marcha el proceso de reproducción al mismo tiempo, luego la segunda generación está asegurada y con 1-2 años de diferencia como máximo.  Con lo que han sido nuestras bodas, no quiero ni pensar en lo que pueden ser las bodas de nuestros hijos…  ¡OMG!!!!!

Volviendo al tema de la canción del post, quería comentar que, pese a no ser santo de mi devoción, me gusta el vídeo y la canción del pequeño Iglesias.  La mezcla latina con las flamencas, los balones de fútbol y los ñetas rapeando me gusta, le va al pego al Mundial, de forma sutil y disimulada y me parece hasta elegante.  En el fondo se nota que Enrique es un niño de cuna bien, aunque ahora se codee con Pitbull & Co., mantiene un poco su imagen polite, que con tanto esmero le debió inculcar mamá.

Tengo que asumir que lo que a mi me gusta no es lo que le gusta al resto, de hecho en la variedad está el gusto, pero me parece que en esto que voy a decir ahora, no tengo tantos detractores…   ‘We are One’ es la canción del Mundial 2014 y no la de Enrique.  Ya está.  No hay más que hablar. Pero,  ¿porqué?  El ‘Jenny….¡dale!’ que vocea Pitbull para dar paso a la reina del pop latino es venta segura.  Vale, si, además, la enfundas en un mini look mallero, la pones a menear el culamen como ella bien sabe y la rodeas de macizas caoba tocadas de carnaval que corean y acompañan el movimiento, el éxito está asegurado.  Ok, además tiene estribillo corto y facilón.  Oléeeee Oláaaaaa.  ¿Seguro?  No se… Igual sí, pero me parece que a los basileiros, como a mi, no les ha molado tanto…

Para el próximo Mundial de fútbol, que se pongan en contacto conmigo antes de elegir tema, ja!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s